~LHDG~



Los Hijos de Gea es la trilogía que ha hecho que pueda plantearme el ser escritora como mi profesión. 

Surgió de la propia necesidad de escribir, y el argumento de En algún lugar de Orión tomó forma entre sueños y aficiones personales. Hasta el momento de terminarla no había ambicionado publicarla, ni siquiera pensaba en ella como en un libro completo. Pero una vez que lo terminé, ví que había adquirido forma de novela y corazón de historia. 
Era, a mis ojos, una historia conclusa, y no en vistas de formar parte de ninguna saga de libros. Cuando la novela pasó de mis manos a las manos de los primeros lectores, las críticas me animaron mucho. Con el tiempo ellos mismos empezaron a azuzar en mi interior la idea de escribir una continuación, idea que fue avivándose por lo mucho que yo echaba de menos la compañía de sus personajes. 

Un día, una idea fugaz sobrevino a mi mente. La mastiqué y, como si de un chicle se tratara, el globo fue agrandándose hasta convertirse en algo mucho más ambicioso y poderoso de lo que En algún lugar de Orión había llegado a ser por sí misma. Me percaté de que, algo tan denso, no podría incluírse sólo en un libro, sino que debía ser dividido en dos. Así, surgió Los Hijos de Gea como la trilogía que es hoy, aunque en realidad, no sea más que la reunión de dos libros, uno de ellos subdividido en dos partes.

¿Qué podéis encontraros en la obra?
¿Os gusta la mitología? ¿Os gusta la fantasía pero queréis leer algo diferente a la épica de elfos y dragones? o por lo contrario, ¿no os gustan la fantasía ni la ciencia ficción porque lo veis demasiado surrealista? 

Si la respuesta a alguna de esas pregunas es "sí", os invito a que abráis En algún lugar de Orión y os dejéis llevar por él. Encontraréis una obra en la que se mezcla la mitología griega en el mundo actual. Hombres y mujeres que os llevarán por las calles de ciudades en las que podéis pasear cada día, mostrándoos una nueva cara de las mismas

¿Queréis saber de qué trata?
Los Hijos de Gea es una de esas obras que se disfruta más cuánto menos se sepa de ella. Mi consejo es que, si he conseguido inculcaros cierta curiosidad, dejéis de leer ahora mismo y os vayáis directos hacia la obra. Si aún así queréis saber un poco más aún descubriendo ciertos detalles del argumento... os lo contaré. 

Tendremos que remontarnos a la Grecia Clásica para conocer el origen de nuestra historia. En él, dos organizaciones que nacieron como adoradores de los enemigos Orión y Scorpius fueron creadas, para mantener dicha enemistad en la Tierra através de sus miembros. 
Dichas organizaciones se han mantenido vivas hasta la actualidad, actuando entre las vidas normales del resto de los humanos y sabiendo ocultarse a nuestros ojos, sin perder nunca el odio por la una por la otra. 
En la ciudad de Barcelona reside Nicole, una adolescente que está a punto de cumplir los dieciséis años. 
En las últimas semanas cosas muy extrañas le han comenzado a suceder. Todo empieza con la repetición de un extraño sueño noche tras noche, y termina con el aterrador hecho de un tatuaje que aparece de la noche a la mañana marcado sobre la piel de su cuello. Nicole descubre que lo que en realidad le sucede, es que ha sido elegida para iniciarse en la Orden de Alnilam, una de las diez Órdenes que forman La Unión de Orión, y convertirse algún día en Guardiana de la misma. 
La que será su mentora y casi una hermana mayor, Gabriela, es la Guardiana que lleva las riendas de las alnilamitas, y tendrá que enfrentarse a los sentimientos que uno de sus mayores enemigos es capaz de despertar en su interior, recordándole que antes de Guardiana, es todavía mujer.