sábado, 7 de febrero de 2009

Tiempo de cambios.


Buenos días, lectores:

Supongo que ante todo debería excusarme por tener tan abandonado este blog. No ha sido por placer, realmente.

Uno de los motivos es que, hasta ahora, estaba llevando tres blogs, además de escribir otra novela además de la que aquí habéis estado leyendo y tratar de terminar mi proyecto fin de carrera que ha sido el gran consumidor de mi tiempo.


Esta semana, por diversos motivos que no vienen al caso, he decidido abandonar uno de los blogs en los que participaba junto con otros compañeros: los Pies Fríos. He sido una friolera durante más de un año y realmente guardo un cariño especial para el. Por ello, he decidido darle un gran cambio a la Última Parada, para reactivarlo y conservar en ella parte del espíritu del antiguo blog, con todo lo que mi huella personal puede contribuír a mayores.


La novela seguirá activa, pero como el ritmo se ha vuelto muy lento debido a mis demás obligaciones, será simplemente una parte del blog, no el tema central como lo fue inicialmente.


Las secciones que yo estaba llevando en los Pies Fríos, tales como los enigmas o las rutas GE, seguiré desarrollándolas en este espacio.


Es posible que funda mi otro blog, En busca de la esperanza, en este, pero eso se verá con el tiempo, pues todavía es una idea que necesita masticarse.


A lo largo de las próximas semanas iré readaptando el blog a su nueva faceta, a su nueva cara, y espero, a sus nuevos lectores.


Espero que lo disfrutéis.

1 comentario:

AGR dijo...

pos si soy sincero, vi publicado el post de la discordia y empecé a leerlo pero no se porque tuve que parar y cuando volví, ¡zasca! follón y movidón jajaja.

pero me alegro de que sigas con los blogs, o los condenses en uno y sobre todo con los enigmas o superenigmas mejor dicho!!

Besicossss