miércoles, 25 de febrero de 2009

La despedida


No. Tranquilos. El título no significa que vaya a cerrar o abandonar el blog, aunque haya estado unos cuantos días sin subir nada.

Todo lo que escribo en este blog suele ir irremediablemente unido a mis vivencias personales de cada día, y esta semana toca hablar de despedidas. En mi año en el extranjero he tenido que decir adiós a las dos personas más especiales que hasta ahora habían formado parte de mi nueva vida temporal en Essen. Yo misma he sido la sorprendida en que, entre noruegos, franceses, italianos o alemanes, los lazos más fuertes se hayan creado con los dos israelíes, provenientes del país más lejano y con una cultura y religión bastante distintas de las españolas. Intentaré evitar hablar de sentimentalismos personales, pues para contar experiencias más íntimas ya tengo el blog “En busca de la esperanza”.

Pero en estas horas en las que me he quedado totalmente sola al darse la casualidad de que casi todo el mundo ha vuelto a casa a pasar unos días, he tenido un poco de tiempo para reflexionar. En los últimos momentos con mi amigo, me dijo: “Natalia, hay muy buenos momentos que recordar”. Y sí, cierto. Pero, al igual que yo le contesté: “Son los buenos momentos los que hacen que esta despedida sea tan dura. Si no hubiera momentos así, no me dolería tanto.”

En conclusión a esta pequeña cita conversacional, las despedidas son tristes si los encuentros han sido felices. Casi podríamos sacar una fórmula matemática con los términos “inversamente proporcional a…” en referencia a esta cuestión. Si todos los momentos hasta esa despedida han sido felices, el último instante debería serlo también. ¿Por qué no lo es? Por que sabemos que, a partir de ese momento, no se repetirán los encuentros, porque no estarán ahí: una vez más, por la soledad. Ah… temida soledad. Puedes tener más personas alrededor, pero cada persona que conoces a lo largo del camino llena un vacío con su llegada, y por lo tanto, deja otro con su marcha. Ese vacío normalmente tarda en ser llenado por otra persona, ya que no hay dos iguales. Resulta quizá un poco triste pensar que cada vez que alguien se va una parte del corazón se queda solita, pero quizá solamente esa persona tenga el derecho de llenarla. Mientras tenga su lugar libre, tendrá un recuerdo en tu memoria.

Quizá por eso, siempre sonreímos en las despedidas. Aunque sea una sonrisa empañada de lágrimas y tristeza… es una sonrisa llena de recuerdos, una sonrisa llena de felicidad.  

 

Haciendo un aparte, aunque relacionado con lo anterior, a partir de ahora notaréis una de las consecuencias de mi estancia en Alemania, y sobre todo quizá debido a estas dos personas que ahora están lejos de mí. He decidido intentar publicar en español y en inglés, para que también ellos y otras personas que no hablan español puedan leer y seguir el blog si lo desean.

Pido disculpas anticipadas porque mi inglés dista mucho de ser bueno, pero intentaré que al menos se me entienda, entre lo que sé yo y lo que me ayude el señor Google Translator.

Así que, como final a este escrito sobre despedidas, ¡bienvenida a los nuevos lectores!


Farewell


No. Be quiet. The title does not mean that i will close or leave the blog, although has been a few days without uploading anything.
Everything I write in this blog is irretrievably linked to my personal experiences of each day, and this week it’s time to talk about farewell.

In my year abroad I had to say goodbye to two special people who until now had formed part of my temporary new life in Essen. I have been surprised that among Norwegians, French, Italians or Germans, stronger links have been created with the two Israelis, from the most distant and with a quite different culture and religion of Spain. I will try to avoid talking about personal sentimentality, because most intimate experiences are my blog "En busca de la esperanza."
But in these times in which I am totally alone cause the coincidence that almost everyone has returned home to spend a few days, I had a little time to reflect. In the last moments with my friend, he said, "Natalia, there are some very good moments to remember." And yes, it’s true. But, like I said: "These good times are making this goodbye so hard. If I don’t  have this times, this don’t hurt me so much. "
In conclusion to this little conversational quote, farewells are sad if the meetings have been happier.  We could almost write a mathematical formula with the term "inversely proportional to ..." in reference to this issue. If all the moments  until that farewell have been happy, the last moment should be too. Why not? Cause we know that from that time, not be repeated encounters, because they are not there: once again, for loneliness. Ah ... dreaded loneliness. You can have more people around, but every person you meet along the way fills a void with his arrival, and thus leaves one with his departure. Normally takes a lot of time the vacuum being filled by someone else, because no two alike. It is perhaps a little sad to think that every time someone is going, a part of the heart is left alone, but perhaps only this person has the right to fill it. As long as he has his free place, you have a regard in your memory.
Perhaps for this reason, people usually smiles in farewell. Although a smile is marred with tears and sadness ... is a smile full of memories, a smile full of happiness.

Making a separate but related to the above, from now you will feel one of the consequences of my stay in Germany, and perhaps above all because these two people who are now away from me. I decided to try to publish in English and Spanish, so that they and others who do not speak Spanish can read and follow too the blog if they wish.
I apologize in advance because my English is far from good, but I will try you can understand me, what me and Mr Google Translator.

 

Then, in the ending of the text about farewell, welcome to the new blog readers!

5 comentarios:

AGR dijo...

Ohhh, our promising writer has turned into an english writer too. Soon, she will be as famous and sucessful as J.K.Rowling is ....and rich as well hahaha.

No se si lo he dicho bn o le he dado una patada (otra más, ya de paso) a la gramática inglesa jaja.

Y si, las despedidas nunca son fáciles ni agradables, pero es significa que hemos conocido a personas que son muy importantes para nosotros. Este año acabo bachiller (si todo va bien, toco madera) y dentro de unos meses me veo llorando como una magdalena (as a muffin xD)

Besicossss.

Natalia Corbillón dijo...

jajajaja

Very good Ander! I don't know if your english was perfect, cause i am not the better teacher, but it sounds very good and i could comprend it perfectly!

Al menos tu tendrás a tus "despedidos" cerquita... que los míos no están ni en Europa xD

AGR dijo...

haha, I'm so glad you like it!!! Buenooo, mi inglés dista mucho de la perfección y eso que son muchos años estudiándolo en el colegio; pero....una cosa ¿¿Eso de "comprend" de dónde te los has sacado, existe?? No sería "understand", lo que hace el spanglish jaja

Espero que no te lo tomes a mal (carita sonriente)

Y no sé cuan cerca quedarán mis despedidos de mi, yo espero que algunos sí permaneczcan cerca.

xoxo

Natalia Corbillón dijo...

jajaja

No me lo tomo a mal, que de cometer errores he aprendido lo que sé XD

Y mi error fue poner comprend en lugar de "comprehend". Había usado esa palabra mil veces y sabía que existía, pero usarla verbalmente no es lo mismo que escribirla jajaja.
Understand o Comprehend, cualquiera de los dos es válido.

Alejandro Candela Rodríguez dijo...

Very nice work indeed, my dear ^^
Greetings from homeland!!